Ministerio de Hacienda no acogió medidas propuestas por CEDET para evitar aumento general de electricidad por efecto del IVA

Alza entraría a regir en enero del 2020.  

Octubre, 2019.  En enero del 2020 los usuarios de las empresas que integran CEDET deberán desembolsar entre un 3% y un 7% más, en promedio, como aumento tarifario en el servicio de electricidad, por el efecto directo que provoca la aplicación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en las compras totales de energía que hacen las distribuidoras al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

Según la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, el 13% del IVA aplica para las familias que consumen más de 280 kWh. Sin embargo, la electricidad generada por el ICE, que las distribuidoras le compran para abastecer a esas familias, sí paga el 13% del IVA según el Ministerio de Hacienda, con lo cual sí se genera un aumento de los costos que se traslada a las tarifas de todos los usuarios.

Los consumidores exonerados de las organizaciones que integran CEDET representan cerca del 73%, lo que a todas luces provoca un desequilibrio financiero o “hueco económico” en cada cooperativa o empresa municipal, puesto que por toda esa electricidad que se distribuye se debe pagar un 13% al comprarla al ICE.

El impacto del aumento por el costo del IVA varía de una distribuidora a otra, dependiendo de la cantidad de energía que la distribuidora le tenga que comprar al ICE respecto de la generación propia.

La generación propia de una distribuidora no paga el 13% del IVA mientras que las compras al ICE sí, por lo que entre mayor sea la dependencia de una distribuidora de la generación del ICE, mayor va a ser el aumento. La mayoría de las empresas que integran CEDET han desarrollado proyectos de generación propios, lo cual en este momento ayudará a amortiguar el impacto del IVA, sin embargo, ninguna es autosuficiente a nivel de generación, por lo que en mayor o menor medida siguen comprando energía al Instituto.

A modo de ejemplo según explica Patricio Solís, Gerente de COOPESANTOS R.L,  de la totalidad de sus asociados,  el 93.07%, es decir,  39272 consumen menos de 280 kWh, por lo que están exonerados del IVA, no obstante, eso le genera un hueco financiero a la empresa que sí debe pagar el 100% del IVA a las compras de energía que hace al ICE. Lo anterior significa que para subsanar el desequilibrio financiero que esto les provoca tendrían que solicitar a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP) entre un 3.75% y un 4% de aumento general en tarifas de electricidad.

A modo de ejemplo, veamos las siguientes proyecciones en el caso de COOPESANTOS.


CEDET presentó soluciones

Según Erick Rojas, Vicepresidente de CEDET, “la Cámara  presentó varias propuestas al Ministerio de Hacienda que no fueron acogidas. En primera instancia solicitaron incluir en el Reglamento del Impuesto sobre Valor Agregado un mecanismo ágil para devolver el IVA pagado por las distribuidoras en la compra proporcional de electricidad para los usuarios finales exonerados, pero no fue aceptada. Esto es que deben pagar el 100% del IVA por las compras de energía, pero no pueden recuperar ese porcentaje a la hora de vender la energía. La  diferencia representa un costo que deben trasladar a las tarifas de los consumidores, incluidos los que en principio estaban exonerados.

En segunda instancia  y ante el Dictamen C-185-2019 del 4 de julio de la Procuraduría General de la República se le solicitó al Ministerio de Hacienda, en nota CEDET-P-14-2019, confirmar la exoneración del IVA a las ventas de electricidad de todas las compras de bienes y servicios, dirigidas a  las empresas cooperativas y municipalidades del sector de energía eléctrica, pero la respuesta según consta en oficio DGT-1544-2019 del Ministerio de Hacienda, fue que las mismas no forman parte de las normas que se encuentran vigentes para aplicarse las exoneraciones del IVA”, agregó Rojas.  

Adicionalmente, CEDET tuvo dos reuniones con personeros del Ministerio de Hacienda donde les manifestó su preocupación porque se estaba omitiendo el espíritu del legislador de exonerar a un amplio sector de la población; en principio, el más vulnerable; esto en fechas 22 de abril y 29 de setiembre del año en curso, pero tampoco encontraron eco sus argumentos.

Solicitud tarifaria sería de oficio

La Cámara también se acercó a la ARESEP para exponer la situación descrita anteriormente y encontrar una solución tarifaria.

La Intendencia de Energía solicitó información desde el 30 de setiembre para que en el mes de octubre las empresas distribuidoras procedan a enviar la información necesaria para el ajuste tarifario como consecuencia de la aplicación del IVA.

De acuerdo con Rubén Zamora, asesor legal de CEDET la Ley de la ARESEP tiene previsto los ajustes tarifarios cuando se dan cambios exógenos (ajenos a las empresas) en los costos  para prestar el servicio, siendo el IVA un caso típico de esta situación, puesto que se trata de un aumento considerable en las compras de energía que tiene una causa (impuesto) ajena a las empresas distribuidoras.

Medidores inteligentes y campañas de ahorro

Las distribuidoras aplican estrategias como la colocación de medidores inteligentes, con los cuáles los usuarios pueden tener mayor control del consumo de electricidad. De la misma manera hacen esfuerzos en Facebook y otros medios de comunicación local para generar hábitos de ahorro energético en las poblaciones que sirven.

Todos los derechos reservados. © Coopealfaroruiz R.L. 2020